23 marzo 2009

Abrazos


Desde pequeños aprendemos a crearnos una armadura para que los golpes no nos duelan. Esa armadura tampoco nos permitirá recibir abrazos. El ser, está preparado para soportar "los golpes". ¿Y los abrazos?. ¿Podemos vivir sin ellos?. Yo no puedo.

2 comentarios:

Clematide dijo...

Tampoco yo, y me encanta que hagas este recordatorio, para que perdamos el miedo al contacto del corazón...
Te regalo un abrazo sin armaduras...¡bien apretao!

Lotus dijo...

Pues digo como tu, vaya removida... lo que si estoy segura desde la clase de ayer es que voy a pedir las cosas que quiero sin preambulos, consciente e inconsciente incluidos,Y por supuesto los abrazos tambien. Y por cierto, gracias. Abrete mas amenudo, que lo que dejas ver es fantastico