04 febrero 2010

Acuerdate

Debo de reconocer que cuando es mi cumpleaños me gusta que se acuerden de mi y que me llamen, me manden un SMS o un e-mail. El que se acuerden de mi hace sentirme vivo y siento que no deambulo por este solitario mundo. Se han acordado de mi y eso, además, aumenta mi autoestima porque me siento reconocido y no paso desapercibido y en el fondo me siento querido. Me gusta que me digan hola, aunque no me conozcan. Me he sentido terriblemente solo e invisible cuando he entrado a una cafetería y he dado los buenos dias y nadie me ha contestado. Es una sensación extraña que se aloja en el estómago y que lo empequeñece a uno. ¿No se habrán enterado? ¿Lo habré dicho tan flojito que ha pasado desapercibido? O bien es que quizá prefiero eso mismo, no hacerme notar. La verdad es que eso depende de mi estado vital y curiosdamente algunos días no quiero ver a nadie y nadie me ve. Quizá sea yo el que lo hace todo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

muchas felicidades.... =))))

Clematide dijo...

Eso va a ser querido Carlos...
Intentaré acordarme de tu próximo cumple...je je je

iris dijo...

Hola amigo , a mi me encantan los regalos ... y me encantan que se acuerden de mí , lo cual suelo agradecer . Por cierto , yo que vivo en un pueblo , lo que más extraño cuando voy a Málaga es el saludo , porque por aquí se saluda todo el mundo , se conozcan o no . Besos y un cálido abrazo .