07 enero 2010

Yo conmigo

En tiempo de introspección no me veo. Todas las señales me pasan por alto. Hoy llueve con intensidad y hace frío y el día invita a eso y no a rebajas de enero. Aún así, "el profundo deseo del corazón no se sacia con una cuenta bancaria", como dice Jung.
Es curioso escuchar el anhelo de bastantes personas, incluyendome a mi, a que ciertos períodos del año pasen ya para volver al estado normal de las cosas, denominándolas rutina. A mi me parece que lo que me pasa es que no estoy haciendo lo que me corresponde hacer en esta época del año. Si lo que aconseja este período hacer es estar sentado en la "mesa camilla" junto al hogar conmigo y no lo hago, es porque no quiero. Si llueve, qué hago fuera mojándome. Si hace frío, porqué no me pongo el abrigo. En fin, déjame tranquilito aqui sentado junto al brasero y que no me llame nadie.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

=))))

Lotus dijo...

Bueno pues la ultima entrada de mi blog te la dedico a ti. Es la cancion Acompañame a estar solo. Es muy water violet y es una joyita preiosa.
Me encanta que vuelvas a escribir.
Se te echaba de menos.

Un beso

Clematide dijo...

Me apunto a lo de la mesa camilla, la estufita y las pantuflas...con o sin introspección, me dejaré fluir...
Besitos!!!