26 mayo 2009

Estoy resfriado

Estoy resfriado. Otra vez. No te quejes, gastarás más energías y las necesitas. ¿Que he de aprender? No escuches a tu mente, esa es una pregunta que desde donde sale no encontrarás respuestas. Solo lo sabrás si lo sientes y ya está. Mi mente no me deja y vuelve a insistir; ¿Querré llamar la atención? ¿Será que he de parar ya y no pensar tanto? Y..... ¿porqué......? Cierra los ojos, despide a tus pensamientos, abre la puerta de atrás por si entran otros, y déjate ser, existir, sentir y descansar. Date permiso a no hacer nada de nada. Mañana estarás mejor y tu alma te lo agradecerá.

6 comentarios:

Clematide dijo...

Magnífica exposición de preguntas y respuestas...
Así es la mente, y los que la usamos como tú, nos sentimos identificados con ese parloteo mental...
Tu conclusión es...no tengo palabras...
Me encantó
Miles de besos-cura-resfriado
(Oye, ¿y ese desierto?)

Carlos dijo...

Me gustan los desiertos. Me atraen mucho.ME TRANSPORTA A lugares exóticos, imaginarios. En la película de Lawrence de Arabia le pregunta un periodiste que porqué le gusta el desierto y LAwrenece responde que está limpio.

Lotus dijo...

El dialogo interno de preguntas y respuestas que tanto le gusta a la personalidad y tan poco espacio deja para sentir el alma. Gracias corazon, por todo: por estar ahi, por ser gran amigo, y mostrarme las señales que van apareciendo por el camino

Carlos dijo...

Que dificil salir de ahí. Pero es como tocar un instrumento, creo. Si lo practicas todos los días un poquito solo, es posible. Yo Aun estoy ahi, no te creas

Anónimo dijo...

y para esto lo mejor es caldito de pollo para el alma.....=)

un beso

Liliana

Anónimo dijo...

ah! se me pasaba, vivo en el desierto!

le llaman antesala del infierno...ya sabes, no?

Liliana